«Wonder Woman»: el poder de Diana

Gal Gadot como Diana Prince en «Wonder Woman». Foto: Clay Enos / Warner Bros. Entertainment Inc.

Por Adrián Carrera | @acarrahu

 

Después de un tropiezo tras otro, el DC Extended Universe (DCEU) al fin tiene un acierto: Wonder Woman (2017). La primera adaptación cinematográfica live action del personaje creado en 1942 por William Moulton Marston fue dirigida por Patty Jenkins (Monster) y protagonizada por Gal Gadot. Sin abandonar su propio estilo, Wonder Woman se inserta de buena manera en la estética y universo narrativo propuestos por Zack Snyder (quien ahora fungió como productor y colaborador en la historia) en Man of Steel (2013) y Batman v Superman: Dawn of Justice (2016). Las expectativas por Wonder Woman se incrementaron no solo por la rivalidad entre el Marvel Cinematic Universe y el DCEU, sino también porque es la primera película protagonizada por un personaje femenino popular proveniente de los comics (Elektra y Catwoman no son personajes con un peso significativo fuera del sector comiquero).

La cinta dirigida por Patty Jenkins no es extraordinaria, pero sí un buen blockbuster superheróico. La película presenta a Diana —quien jamás es llamada Mujer Maravilla—, una guerrera criada y entrenada en Themyscira, paradisiaca isla poblada por amazonas y sin contacto con el resto del planeta. La paz que reina en su hogar es quebrada por el arribo de Steve Trevor (Chris Pine), un espía estadounidense que huye de las tropas alemanas. Es entonces cuando Diana se entera que hay una guerra mundial en curso y deja su hogar con el objetivo de detenerla.

Wonder Woman podría catalogarse como una película coming-of-age con superpoderes y slow motion. El filme de Jenkins se apega al manual de cintas de superhéroes y apuesta por un arco narrativo con tres actos claramente delimitados, personajes arquetípicos, acción suficiente y un toque de humor simple. El elemento de Diana como extraña conociendo el mundo de los humanos es aprovechado como recurso humorístico y para hacer planteamientos sobre la naturaleza humana. Esto último es de lo más interesante de la película, ya que resulta inusual en una cinta de su género. Lamentablemente, el final del tercer acto se aleja de dicha exploración.

Vale también hacer un apunte sobre la relevancia de ver a personajes femeninos como Wonder Woman en películas con este alcance. Diana es una mujer valiente, poderosa y asertiva; en más de un sentido es una mujer empoderada. Ver una película protagonizada por una mujer así no es poca cosa: en las recientes y más relevantes producciones de la industria las mujeres suelen tener pocos diálogos y no ser protagonistas (ver aquí y aquí). También resalto el hecho de que, en diálogos aquí y allá, la película va soltando dardos de feminismo pop. Mención aparte la actuación de Gadot, quien encarna maravillosamente a Diana.

Con esta película, DC da un paso firme en la construcción de su universo cinematográfico. No fue con la dirección de Zack Snyder ni con Batman o Superman en pantalla, sino con Patty Jenkins dirigiendo y Gal Gadot encarnando a Diana Prince como el DCEU ha conseguido su mejor película hasta la fecha.


Wonder Woman | Mujer Maravilla [título en español]
2017 | 141 minutos | Inglés| Estados Unidos
Dirección: Patty Jenkins
Guión: Allan Heinberg con historia de Zack Snyder, Allan Heinberg y Jason Fuchs
Producción: Zack Snyder, Deborah Snyder, Richard Suckle y Charles Roven
Casas productoras: Warner Bros., DC Entertainment, Atlas Entertainment…
Reparto: Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen…
Fotografía: Matthew Jensen
Música: Rupert Gregson-Williams
Edición: Martin Walsh


Related Post

Trackbacks & Pings

¿Qué opinas?