Star Wars: El despertar de la fuerza (y de una nueva esperanza)

star-wars-force-awakens-rey-bb8

Bryan Guevara
@BryGuev

Abordar una franquicia como Star Wars siempre será difícil. Es un camino espinado en donde una fuerte declaración, ya sea bien o poco fundamentada, traerá repercusiones por parte de aquellos considerados fanáticos. Star Wars es un hito en la cultura popular. Está presente en muchos aspectos de la vida cotidiana, algunas veces oculto en referencias cinematográficas, musicales y en otras artes visuales, y otras veces aparece hasta en la sopa o el producto que estemos comprando en cuestión. Someter a Star Wars a un análisis como muchos ya publicados en diversos medios requeriría mucho más tiempo y palabras en otra entrada de éste blog. Por lo pronto, es hora de hablar del tan esperado episodio VII.

Star Wars: The Force Awakens (El despertar de la fuerza) inicia varias décadas después de la caída del imperio galáctico. Luke Skywalker se ha exiliado y un grupo de guerreros llamados La resistencia le hace frente a The First Order (El primer orden), que ha surgido de las cenizas del imperio. La película cuenta con tres personajes importantes, cuyos propósitos se entrelazan de manera inesperada: Poe Dameron (Oscar Isaac), un guerrero de la resistencia, encuentra una pieza importante para encontrar a Luke, pero es encarcelado por los stormtroopers de The First Order. Es ahí cuando conoce a Finn, un stormtrooper que decide traicionar a su bando y lo ayuda a escapar. El droide de Poe es encontrado por una joven chatarrera llamada Rey, quien se vuelve un personaje muy importante para La resistencia.

The Force Awakens es una continuación bien lograda y satisfactoria. Los nuevos protagonistas le dan un toque de frescura al universo; Finn y Rey son personajes entrañables y se nota una química impresionante entre ambos. Los personajes originales que están de vuelta mantienen su jerarquía y en ningún momento se sienten forzados o puestos con el propósito de jugar con los sentimientos del fanático. Han Solo y Chewbacca están de regreso y tienen una generosa cantidad de minutos en pantalla, siendo Solo un personaje clave, no solo por el emocionante clímax de la cinta, sino por ser el encargado de formar a los nuevos protagonistas. Han influye tanto en Finn como en Rey y eso se puede notar en las actitudes y decisiones que ambos toman conforme avanza la historia.

Si bien The Force Awakens es un milagro en comparación con las muy flojas precuelas de la década pasada, no está exenta de puntos débiles. Se le critica mucho por su evidente similitud con el episodio IV, A New Hope (1977): por los orígenes del héroe y del villano, así como varios elementos en la historia, como el arma a destruir en posesión de The First Order, o el planeta desértico del que proviene ese personaje heróico destinado a poner las cosas en orden. Ciertamente el guión deja mucho que desear y hace ver a esta nueva entrega como un producto reciclado. No obstante, J.J. Abrahams y compañía resuelven la trama de una manera muy emocionante y sorprenden al crear personajes más humanos que no toman decisiones a la ligera, sean buenos o malos.

En conclusión, The Force Awakens me parece una continuación fresca y explosiva. Siendo muy objetivo, no creo que sea una película excepcional ni que esté dentro de lo mejor de año, pero da la oportunidad para elevar la franquicia a un gran nivel en el futuro.


Star Wars: Episode VII- The Force Awakens | Star Wars: Episodio VII- El despertar de la Fuerza
2015 | 136 minutos | Inglés | Estados Unidos, Reino Unido
Dirección: Jeffrey Jacob Abrams | Guión: Lawrence Kasdan, Michael Arndt, J.J. Abrams
Productor: Kathleen Kennedy, J. J. Abrams, Bryan Burk| Casa productora: Lucasfilm, Bad Robot
Reparto: Harrison Ford, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega
Fotografía: Daniel Mindel | Música: John Williams | Edición: Maryann Brandon, Mary Jo Markey


Related Post

¿Qué opinas?