Snowpiercer: la quintaesencia Sci-Fi

tilda
Paulina Reynaga
@poli_semia


Snowpiercer (2013), 
mal llamada en español El Expreso del Miedo, es una cinta de ciencia ficción que cuenta lo que ocurre después de que una catástrofe congela la Tierra y los sobrevivientes se ven obligados a viajar por tiempo indefinido a bordo de un espectacular tren.  El pase de abordar, además de la salvación, incluye un marcado sistema de clases, represión y una rebelión en ciernes.

Joon-ho Bong, director de geniales cintas coreanas como Salinui chueok (Crónica de un asesino en serie, 2003) y Madeo (Madre, 2009), adaptó la novela gráfica Le Transperceneige (1982) para crear el terrible mundo que amenaza el exterior y el interior de la vibrante arca. Uno de los principales logros de la película es la celeridad con la cual Bong nos sitúa 17 años después del desastre y su destreza para delinear perfectamente las condiciones sociales y económicas que envuelven cada uno de los vagones del tren, cuya abundancia o miseria es directamente proporcional a la jerarquía que éstos ocupan a lo largo del vehículo.

En Snowpiercer no se pierde tiempo contando los engranajes que dan vida a su complejo sistema interno, sino que más bien se muestran hábilmente por medio de diálogos salpicados de humor negro, personajes estrambóticos y una estética que inevitablemente recuerda a los mundos futuristas de Terry Gilliam en Brazil (1995), Twelve Monkeys (1995) y Zero Theorem (2013).

La historia de desencanto con el status quo y el consecuente sueño de rebelión es poco novedosa, sin embargo empata perfectamente con las estructuras narrativas que caracterizan al género Sci-Fi. En el caso de Snowpiercer las parábolas sociales, económicas, políticas y existenciales son valiosas al menos en dos sentidos. En primer lugar, porque la cinta no ignora las luces y sombras propias de la condición humana y ello es evidente en la construcción de los personajes principales. En segundo lugar, porque promueve diversas reflexiones por medio de un intenso y contrastante espectáculo (en donde como siempre, la increíble Tilda Swinton reluce más que nadie).

Finalmente, Snowpiercer premia la paciencia del espectador y sin dejar cabos sueltos termina con un final tan poderoso y sugerente, como sólo el buen Sci-Fi sabe serlo.

____________________________________________________________________________

Snowpiercer | El Expreso del Miedo [título en español]
2013| 126 minutos| Idioma original: Inglés, Coreano, Francés, Japonés, Checo
País: Estados Unidos, Corea del Sur, República Checa, Francia | Dirección: Joon-Ho Bong
Guión: Joon-ho Bong, Kelly Masterson, Jacques Lob, Benjamin Legrand y Jean-Marc Rochette
Productor: Chan-wook Park, Tae-hun Lee, Tae-sung Jeong | Casa productora: Moho Films
Reparto: Chris Evans, Kang-ho Song, Tilda Swinton | Fotografía: Kyung-pyo Hong                                                               Música: Marco Beltrami| Edición: Steve M. Choe y Changju Kim


Related Post

¿Qué opinas?