La terrible belleza de «Melancolía»

Paulina Reynaga
@poli_semia

«Melancolía» es una hermosa palabra. Se distingue de sus sinónimos «depresión» y «tristeza» por tener implícito cierto dejo de belleza, por ser, a su modo, sublime. Cualquiera de las tres palabras podría usarse para denominar al filme de Lars von Trier del 2011. Pero se trata de una magnífica pieza autoral y se trata de Lars von Trier: lo ordinario simplemente no basta para describirle. Hay que irse a lo superlativo y no podría haber una mejor palabra que melancolía para nombrar a esta hermosa película sobre el fin del mundo.

Exalt-melancholia

Melancholia forma parte de la «Trilogía de la depresión» del director —sobre Antichrist (2009) y Nymphomaniac (2013) ya hemos hablado anteriormente— y se centra en la relación entre las hermanas Justine (Kirsten Dunst) y Claire (Charlotte Gainsbourg) al tiempo de que un extraño planeta se acerca peligrosamente a la Tierra. El prólogo que antecede a las dos partes de la historia consiste en un fastuoso montaje que emulando pinturas al óleo presenta de manera simbólica los eventos que están por ocurrir en la historia. El preludio de Tristán e Isolda de Richard Wagner acompaña la introducción, la cual no sólo nos da pistas de los temas más importantes, sino que marca un poco el tono y ritmo de la película.

Este ritmo resulta particularmente interesante. Desde el prólogo, da la impresión de que las cosas tardan una eternidad en ocurrir pero a la vez hay tantos eventos presentándose simultáneamente que más bien se trata de un caos que se cuece a fuego lento. Esta contrastante sensación se logra de manera distinta en las tres partes de la película. En el prólogo, con la solitaria majestuosidad de las imágenes, sin ningún diálogo o acompañamiento más allá de la música de Wagner. En la primera parte, la sensación se logra por medio de la dinámica cámara en mano que acompaña los frenéticos acontecimientos de una boda, intercalados con el callado declive emocional de Justine. En la última parte, esto se manifiesta con la oposición entre la tranquilidad de la casa de campo de Claire y la amenaza de un misterioso planeta que se acerca a la Tierra.

Los capítulos del filme que llevan el nombre de cada una de las hermanas, Justine y Claire respectivamente, retratan las minucias del deteriorado pero resistente vínculo entre ambas mujeres. Aunque abundan las interpretaciones del simbolismo de cada uno, así como el arquetipo que representa cada hermana dentro de la relación, considero que conviene separarse un poco de estas reflexiones para pensar en lo que su unión representa desde la óptica del fin del mundo.

El capítulo denominado Justine nos muestra el lado más humano de la historia. Inicia con la magnífica recepción de la boda de Justine y Michael, a la cual llegan dos horas tarde, causando el descontento de su hermana Claire y su esposo John, quienes han pagado por cada detalle. Durante la fiesta, los invitados más cercanos a Justine sacan a relucir su lado más egoísta, sin ninguna consideración a lo que tendría que ser el «gran día» de la novia. Sin embargo, pese a los pequeños escándalos que ocurren, Justine se encuentra librando una batalla interna y dichos acontecimientos parecen no afectarla. A lo largo de la noche ella pasa varios momentos de soledad y contemplación pero también lleva a cabo pequeños y grandes actos de rebeldía.

melancholia_02__1316879cl-8

Aunque la primera parte de la cinta parece desconectada del fin del mundo, establece de manera clara el estado depresivo e incomprendido de Justine, el cual determinará la manera en que afrentará el posible cataclismo. Este capítulo también demuestra la dinámica preponderante entre las hermanas. Mientras Justine se ve superada por su estado emocional, Claire se mantiene alerta, cuidadosa y pronta a resolver los problemas. Sobre esta base, la historia avanza hacia el capítulo de Claire.

En la segunda parte, Claire cuida de su hermana en su lujosa mansión campestre mientras ésta pasa por el punto más crítico de su desesperanza. En este episodio se da a conocer la noticia de que Melancolía, un planeta antes oculto, se acercará a la Tierra en los próximos días. Con la advertencia, los papeles entre Claire y Justine se invierten sutilmente. Claire, preocupada por su hijo y su familia empieza a comportarse de manera ansiosa y contraria a su usual estado racional. Pese a que su esposo le asegura que no hay peligro alguno y que el planeta en cuestión únicamente rodeará la Tierra sin amenazarla, Claire no se tranquiliza del todo. Justine en cambio, acostumbrada de cierto modo a la desolación y al sinsentido, se muestra mucho más templada en sus reacciones al extraño fenómeno y es ella quien guía a su hermana mientras esperan el inaplazable acercamiento del planeta.

1413614835-melancholia

La película es muy discreta en su presentación de la posible catástrofe y más bien se centra en la cotidianidad de la vida de las hermanas. Al encontrarse aisladas de la ciudad, no experimentan el caos y la barbarie que estamos acostumbrados a ver en pantalla cuando se nos invita a vivir el Apocalipsis. Lo que experimentamos con la cinta es un pánico interior, más espiritual y filosófico que material. Aunque sí hay algunas muestras físicas de que está ocurriendo un fenómeno inaudito, las proezas de esta película se encuentran en el plano de lo simbólico: en cómo el fin del mundo que podría ocasionar Melancolía es una metáfora para la situación de Justine y en el modo majestuoso de contar, con música y fotografía solemne, algo tan intangible como las batallas con uno mismo.

Entre la abundancia de cintas del fin del mundo que ofrecen impactantes escenarios de ruina, anarquía y desastre, Melancolía se caracteriza por irse a lo grande, pero en sentido opuesto. Por construir la catástrofe a partir de lo hermoso y lo sublime, como su nombre mismo. Sin duda la premisa de la cinta pudo haberse realizado desde el deterioro que ya conocemos. Pero hubiera sido otra película, hubiera sido miles de otras películas. No hubiera sido Lars von Trier.

_______________________________________________________________________________

Melancholia | Melancolía [título en español]
2011| 130 minutos| Inglés | Dinamarca, Alemania, Francia y Suecia
Dirección: Lars von Trier | Guión: Lars von Trier
Producción: Meta Louise Foldager y Louise Vesth
Casas productoras: Zentropa, Memfis Film
Reparto: Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg
Fotografía: Manuel Alberto Claro
Arreglo musical: Kristian Eidnes Andersen
Edición: Molly Malene Stensgaard


 

Related Post

¿Qué opinas?