La ternura skinhead de «This is England»

This is england

Kenji Kishi

Inglaterra, 1983. El descontento social, sobre todo entre las clases obreras, llena el ambiente. La política económica impuesta por la primer ministro, Margaret Thatcher, ha generado la pérdida de más de tres millones de empleos. Cientos de ingleses mueren en una guerra a cientos de kilómetros de casa, en unas pequeñas islas que ni ellos mismos conocían: The Falkland les llaman ellos, «las Malvinas» los argentinos.

En medio de ese contexto, el de una de las peores crisis de Inglaterra, se desarrolla This is England del director Shane Meadows. El protagonista, Shaun (alter ego del propio director), es un chico que va entrando a la pubertad y que acaba de perder a su padre debido a la guerra en las Malvinas.

Shaun, de una carácter intempestivo, se une a un grupo de skinheads que se consideran herederos de la primera generación de skins, esos que descienden de la tradición mod inglesa, y la rude boy jamaiquina. Esto es, chicas y chicos  de diferentes razas, unidos por su gusto por el ska, las botas Dr. Martens, los tirantes y el cabello a rapa.

Contrario a cómo se conoce en el imaginario social a los skinheads, como tipos violentos y racistas, a los nuevos amigos de Shaun los une el compañerismo y la moda. En ese sentido, This is England trata de dilucidar cómo se pasó de un grupo cuya identidad se construía con base en cuestiones estéticas, a los xenófobos y ultra nacionalistas skins.

Ahí es donde entra Combo, un tipo que acaba de cumplir una condena en prisión y que, en una de las escenas más logradas de la película, violenta de forma sutil a uno de los integrantes de raza negra de la pandilla. Posteriormente, a través de un discurso que sintetiza el descontento de la clase obrera ante lo que sucede en el país, convence a algunos de los miembros a unirse a la causa xenófoba que dicta una Inglaterra sólo para los ingleses.

El discurso penetra especialmente en Shaun, quien se encuentra en un punto vulnerable de su vida, donde necesita un espacio donde descargar su descontento en contra de los que le arrebataron a su padre, y a alguien que guíe su camino, como Combo.

Meadows construye un relato en donde, al contrario de muchas películas sobre adolescentes, el entorno social y político es parte esencial de la identidad. En ese sentido, el filme funciona como el reflejo de un adolescente y al mismo tiempo de una época en un país.

Las imágenes de archivo sobre la guerra, las protestas y los discursos de Margaret Thatcher, ayudan a construir la imagen de una Inglaterra en la que el Estado de Bienestar era desmantelado para entrar a la era del neoliberalismo salvaje, ese que genera una ilusoria estabilidad macro económica, pero que acrecentó las desigualdades y las tensiones sociales.

Dentro de esta macroestructura se desarrolla la historia de un adolescente que busca un lugar donde encajar y algo en lo que creer. Quien por esta necesidad se vuelve vulnerable ante los grupos radicales que le prometen un espacio para canalizar su descontento.

Al igual que en otros de sus filmes, Meadows genera espacios brillantes y de ternura que contrastan con ambientes de tensión y violencia. Esto último se ve ejemplificado en una de las últimas escenas, donde Combo se convierte en un energúmeno agresivo ante la envidia que le da escuchar las historias de la unión que existe en su familia de inmigrantes jamaicanos.

Asimismo, el uso de la música es muy puntual y sobresaliente. Por una parte, las canciones de ska y reggae nos colocan en el ambiente de los skinheads originales y por otra parte el score, de Ludovico Einaudi, genera un tipo de tristeza que es una pista sobre el estado de ánimo de Inglaterra en los años 80.

Por otro lado, las actuaciones de todo el reparto están llenas de una química y naturalidad que hacen a los personajes entrañables. En especial Thomas Turgoose, quien interpreta a Shane, tiene un carisma similar al de Antoine Doinel, el célebre personaje de Truffaut, que por cierto también termina frente al mar mirándonos a los ojos.

Hay que mencionar que la película, a pesar de la críticas tan positivas y el haber ganado el British Film Award, no tuvo una buena distribución en todo el mundo. De hecho, en su paso por Estados Unidos se estrenó en una sola sala. Sin embargo, esto no ha evitado que gradualmente se haya convertido en un filme de culto.

Después del éxito (a nivel cualitativo) del filme, Shane Meadows escribió dos mini series, This is England 86 y  This is England 88; las cuales dan seguimiento a los personajes durante diferentes procesos de su vida. Con esto, el realizador y guionista se ha convertido en un cronista de una época en la que el conservadurismo político y el liberalismo económico le dio forma al final del siglo XX.

 (Les dejo aquí la liga para ver la película completa con subtítulos. Disfruten)

 


This is England
101 minutos | Inglés | Reino Unido
Dirección y guion: Shane Meadows
Producción: Mark Herbert | Casa productora: Warp Films
Reparto: Thomas Turgoose, Stephen Graham, Joseph Gilgun, Jo Hartley
Fotografía: Danny Cohen| Música: Ludovico Einaudi  | Edición: Chris Wyatt


 

Related Post

¿Qué opinas?