«Frantz»: a propósito de amores, odios y ausencia

Por Bryan Guevara | @BryGuev

 

Durante el siglo pasado, se suscitaron diversos conflictos bélicos en escala global. Cada uno de ellos marcó el rumbo de la historia y provocó ecos que siguen resonando a través de todas las expresiones artísticas, siendo el cine uno de los medios más utilizados para comunicar tales testimonios.

En el caso de Frantz, película del realizador francés François Ozon, la Primera Guerra Mundial (1914-1918) sirve como escenario idóneo para construir una historia trágica con un vasto número de vicisitudes. En la cinta, Anna (Paula Beer), una joven alemana, se entera de la muerte de Frantz, su prometido, quien le había hecho la promesa de unirse en matrimonio una vez que la guerra terminara. Anna se junta con los padres de Frantz para apoyarse en el doloroso duelo del joven alemán, quien murió en un campo de batalla francés. La situación se vuelve turbulenta cuando Adrien (Pierre Niney), un músico francés, se presenta con la familia para dar sus condolencias, pues asegura haber conocido a Frantz en París y también haber entablado una amistad con él.

La obra de Ozon es puntual en presentar una historia donde los temas patrióticos y morales son determinantes para entender las relaciones humanas. La familia de Frantz, hostil en un inicio, debe dejar a un lado su odio hacia Adrien: aquel quien una vez actuó como un enemigo es ahora un hombre que busca perdón. No obstante, hay otros personajes que se verán motivados por el odio para justificar sus acciones en contra del protagonista.

Frantz también es una película sobre la ausencia, sobre lo que dejamos en este mundo cuando nos toca partir. El recuerdo del joven soldado une las vidas de Adrien y Anna de una manera inesperada y sirve como base para que todos los personajes entren en conflicto consigo mismos para salir adelante. En un momento determinado, la protagonista Anna contempla en el Louvre el cuadro Le Suicidé de Édouard Manet y afirma que al verlo se siente llena de vida. ¿Es dicho cuadro una perfecta analogía que sirve en la visión de Ozon de explorar catarsis, cerrar ciclos y completar un ciclo de transformación para ser personas diferentes? El cine de Ozon explora con firmeza el concepto de la identidad y este caso no es la excepción.

Esta cinta forma parte de la muestra del tour de cine francés 2017, que se exhibe en varias ciudades de la república mexicana desde el 8 de septiembre hasta el 19 de octubre.


Frantz
2016 | 113 minutos | Francés, Alemán | Francia, Alemania
Dirección: François Ozon
Guión: François Ozon y Philippe Piazzo (basado en Broken Lullaby de Ernst Lubistch)
Producción: Eric Altmayer, Nicolas Altmayer, Stefan Arndt…
Casas productoras: Mandarin Films, X-Filme Creative Pool, FOZ…
Reparto: Pierre Niney, Paula Beer, Marie Gruber…
Fotografía: Pascal Marti
Música: Philippe Rombi
Edición: Laure Gardette


 

Related Post

¿Qué opinas?