El FICG anuncia ganadores de su edición 32

Por Jardiel Legaspi Gutiérrez

 

Se anunciaron los ganadores de la trigésimo segunda edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG). Este año Alemania fue el invitado de honor y se incorporaron nuevos premios, como la selección de mejor actriz y actor, además de mejor cinefotógrafo en la sección que premia a lo mejor del cine mexicano.

El Premio Mezcal para la mejor película mexicana, otorgado por estudiantes de cine y comunicación y que además da una bolsa de 500 mil pesos, fue para La libertad del diablo (aquí nuestra reseña), de Everardo González. La misma película ganó el premio de mejor largometraje iberoamericano documental.

Fotograma de La libertad del diablo

La egresada del Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara, Sofía Gómez Córdova, se llevó el reconocimiento a mejor directora por su película Los años azules. El jurado mezcal también otorgó los premios de mejor cinefotógrafo a María Secco por La libertad del diablo, mejor actor a José Manuel Poncelis y Eligio Meléndez de Sueño en otro idioma, mientras que Paloma Domínguez se llevó el galardón a la mejor actriz por su trabajo en Los años azules.

Imagen tomada de Facebook Santa y Andrés.

El mejor largometraje iberoamericano de ficción fue para Santa y Andrés (Cuba) del director Carlos Lechuga, que también se llevó los reconocimientos de mejor guión y una mención honorífica en los Premios Maguey.

Carpinteros (República Dominicana), dirigida por José María Cabral, se llevó una mención honorífica en la sección de largometraje iberoamericano de ficción. El mejor director de esta misma sección se lo llevó Joel Calero por La última tarde (Perú), mientras que Mejor Ópera Prima fue para Las dos Irenes (Brasil) de Fabio Meira. La mejor actriz de esta sección fue para Lola Amores por lo hecho en Santa y Andrés.

El pacto de Adriana, dirigida por Lissette Orozco, recibió una mención honorifica en la sección Largometraje Iberoamericano Documental.

Logo Premio Maguey FICG 32

El Premio Maguey a la mejor película fue para Corpo Elétrico (Brasil) de Marcelo Caetano; el documental Etiqueta no rigurosa (México) de Cristina Herrera Bórquez y la cinta Hjartasteinn (Islandia/Dinamarca) recibieron mención honorífica en la misma sección. Jella Haase obtuvo el reconocimiento a mejor actuación por lo hecho en Looping (Alemania).

El premio del público se lo llevó Ayúdame a pasar la noche, de José Ramón Chávez Delgado. Por su parte, el Premio Rigo Mora al mejor cortometraje mexicano de animación fue para Cerulia, de Sofía Carrillo.

En la sección Cortometraje Iberoamericano el premio al mejor trabajo fue para Aya (Perú), de la directora Francesca Canepa Sarmiento; por su parte, Lucha (México), dirigido por Eddie Rubio, y Berta Vive (Honduras), de Katia Lara Pineda, recibieron mención honorífica.

En la sección de Doculab también se entregaron los premios a los trabajos enfocados en la realización y desarrollo de documentales.

Imagen Facebook Doculab Guadalajara

En la categoría Oyente-Testigo, otorgado por el Tribeca Film Festival, el ganador fue el proyecto De circo, maroma y ámbar de Ana Lorena Aguirre. El proyecto Ya me voy, de Lindsey Cordero y Armando Croda, ganó el apoyo otorgado por Cinecolor México; En algún sitio, de Pablo Tamez, obtuvo apoyo de Artegios, y Batalla del volcán, de Julio López, consiguió apoyo de IMCINE y el International Documentary Filmfestival Amsterdam, además del apoyo de Oa Diseño sonoro, recibieron el premio y apoyo en la sección de Cineastas a Disección.

GMA Music and Design for New Media otorgó apoyo al proyecto Tlaloc, el que atrae la tormenta, de Rodolfo Juárez Olvera, también en la sección Oyente-Testigo; por su parte, El tipo, de Anais Taracena, ganó el apoyo de Phonocular.

Textos relacionados

Trackbacks & Pings

¿Qué opinas?