El regreso del parque jurásico

image

Bryan Guevara
@BryGuev

La nueva entrega del parque jurásico es una aventura que apuesta por el entretenimiento y eso está bien. A 22 años del estreno de la mítica obra de Steven Spielberg, Jurassic Park (1993), en el argumento de esta secuela —que deja de lado los eventos de The Lost World (1995) y Jurassic Park III (2001)— se termina con la misión que no se pudo completar en la primera entrega: abrir el parque al público. En Jurassic World, el parque de dinosaurios más famoso del mundo recibe en promedio a veinte mil personas por día. Decenas de embarcaciones parten del aeropuerto de San José en Costa Rica hacia la Isla Nublar, dirigiendo a los visitantes a un gran número de atracciones en las que podrán interactuar con animales prehistóricos. Un sueño para cualquier parque temático.

¿Es entonces Jurassic World un sueño para el espectador? A medias. El fanático de la franquicia podría disfrutar mucho de ésta nueva entrega, y aquél que no esté tan inmerso podría pasar un buen rato. Tanto el director, Colin Trevorrow, como el actor principal, Chris Pratt, son fanáticos de la saga de dinosaurios más famosa, y es precisamente por eso que el trabajo de ambos es de lo mejor en ésta película. La actuación de Pratt es sobresaliente y convincente, mientras que Trevorrow se encarga de meter guiños y homenajes a las anteriores películas. Además, el trabajo del director de Safety Not Guaranteed (2012) es bueno: se encarga de crear tensión en algunas escenas, recuperando así la esencia de horror que Spielberg esparce durante muchas escenas memorables en la primera obra de la saga. Otro trabajo destacado es el de Bryce Dallas Howard, que sin ser tan brillante como Laura Dern, impone sobre todo en el último acto, volviéndose un elemento importante en la historia y no una chica más a la que hay que salvar.

image

A pesar del buen trabajo de sus dos estelares, Jurassic World sufre con el resto de su elenco. Los personajes secundarios no terminan de encajar y el villano (Vincent D’Onofrio) tiene propósitos muy predecibles. En la película hay una historia que nos habla sobre lo importante que es la unión familiar. Dos hermanos se van de viaje a la Isla Nublar para vivir la experiencia del parque, en donde su tía Claire (Howard) les regala un tour V.I.P. todo pagado, aprovechando su puesto de jefa de operaciones. Naturalmente, la responsabilidad que carga Claire en su trabajo le impide dedicarle tiempo a sus sobrinos, incluso en las pocas ocasiones que los visita, ella está siendo asediada por llamadas telefónicas, por lo que decide dejar la seguridad de sus sobrinos en manos de su secretaria. No es algo nuevo, pero tampoco es algo bien hecho. Y es que la pobre actuación de los actores secundarios refleja mucho el guión tan flojo de la película, cuyos puntos fuertes están en las escenas donde salen los animales prehistóricos.

Algo para destacar es el giro que se le dio a los velociraptor, otrora enemigos y ahora aliados de los humanos. El personaje de Chris Pratt, un ex militar y cuidador de dinosaurios, se encarga de investigar y entrenar a los depredadores. El conflicto principal de la película lo lleva a tener la aventura más importante de su vida: detener al Indominus Rex, el antagonista principal de Jurassic World, un híbrido entre Tyrannosaurus Rex y otra especie desconocida.

Hablando de dinosaurios, nos encontramos con otra situación: la película, para bien o para mal, resulta ser un festival de CGI. Este recurso es comprensible con respecto a los dinosaurios, pero muchas tomas parecen estar generadas de esta manera, incluso para recrear las famosas puertas de entrada al parque. Jurassic World parece contar con muy pocas locaciones y muchos escenarios computarizados. Además, me atrevo a decir que es la película con más acción de la saga, algo que se puede notar con tan solo ver el trailer. El personaje de Howard comenta algo interesante: «A nadie le impresiona ver dinosaurios. Los consumidores buscan algo más ruidoso, grande y con más dientes» ¿Es ésta una crítica implícita al cine comercial de éstos últimos años? Ciertamente, experimentar el desarrollo de un universo cinematográfico de superhéroes de manera continua te deja con ganas de más y te vuelve menos impresionable. Trevorrow lo sabe y los estudios de Universal Pictures también. Si en Avengers: Age of Ultron, presenciamos la más empalagosa película de superhéroes de la historia, Jurassic World es un caso similar a menor escala, mostrando dinosaurios sin restricciones. Una prueba muy clara es ver cómo la obra de Trevorrow ya se convirtió en la película que más ganancias dejó en su fin de semana de estreno. Ahí la razón por la cual ésta secuela es un goce a medias para aquellos que vivieron la euforia de Jurassic Park. Incluso en el trailer Steven Spielberg se da el lujo de no mostrar un dinosaurio completamente, animando así al espectador de vivir el shock en la sala de cine mientras ve la obra completa. En los avances de ésta película, hasta la mejor escena se cuela.

image

En conclusión, Jurassic World es una grata experiencia. Una entretenida película de acción hecha con nostalgia y grandes dosis de peleas entre animales prehistóricos. Sin embargo, apenas logra recuperar un poco de la magia de la primera entrega, siendo ligeramente mejor que las otras secuelas.


Jurassic World | Jurassic World: Mundo Jurásico
2015 | 124 minutos | Inglés | Estados Unidos
Dirección: Colin Trevorrow  | Guión: Amanda Silver, Colin Trevorrow, Derek Connolly…
Productor: Frank Marshall y Patrick Crowley | Casas productora: Universal Studios
Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Vincent D’Onofrio
Fotografía: John Schwartzman |Música: Michael Giacchino | Edición: Kevin Stitt


Related Post

¿Qué opinas?