Adaptation: la búsqueda del impulso creativo

Yessica Liliana
[colaboradora invitada]

La perplejidad provocada por un libro resulta en un bloqueo creativo que cuando parece irse desvaneciendo se enfrenta a acontecimientos inesperados. Trasladándose a su propio guión en la película Adaptation de Spike Jonze, el guionista Charlie Kaufman plantea una versión ficticia de sí: él irisado en un personaje de matices emocionales de todo tipo.

En medio de la ansiedad, Charlie, un hombre lleno de inseguridades, intenta adaptar para el cine la novela El ladrón de orquídeas escrita por Susan Orlean y que aborda la historia de John Laroche (Chris Cooper), personaje intrépido y enigmático apasionado por las orquídeas. La labor de Charlie va tornándose en una tarea al parecer imposible.

Charlie, interpretado por Nicolas Cage en un papel poco común, atraviesa por un bloqueo creativo. En su batalla por adaptar el guión ideal que hable sobre las flores, lo abruman sus complejos. Aunado a ello, su poca valentía de acercarse a la chica que quiere, Amelia, y la presencia de un hermano gemelo llamado Donald —personaje bastante peculiar que decide también ser guionista con ayuda de Charlie— se suman a sus perturbaciones.

adaptation ladrón de orquídeas nicolas cage

En la tentativa de Kaufman para escribir su guión se desencadenan toda clase de situaciones, como la imposibilidad de estar frente a su máquina de escribir y poder comenzar. De a poco se van entretejiendo las historias de todos los personajes de tres años atrás hasta llegar al tercer acto, en el que se entrecruzan.

Desde la idea del origen de la vida y de la mano de citas del libro de Susan —interpretada por Meryl Streep— Charlie intenta avanzar bajo presión, y le da seguimiento, aunque sin dirección, a su guión. Aquí desentraña las historias, que en un inicio parecen tomadas de la realidad, aunque siempre superadas.

Todos los personajes buscaban la esencia, su esencia. Por un lado, Charlie busca el impulso creativo hacia una película que hablara de flores, no decepcionar a Susan y superar su inestabilidad. Por el otro, Laroche está en busca de la orquídea fantasma, y Susan —quien queda sobrecogida al conocer a Laroche y su apasionante fascinación por las orquídeas— se cuestiona sobre su propia pasión, misma que estaba segura nunca había tenido. Es en este sentido donde podríamos encontrar que la premisa de la película Adaptation se convierte en el hilo conductor de la misma: la búsqueda de la pasión por algo.

Frente a su patetismo, Kaufman avanza en su guión hasta los detalles de cómo Susan conoce a Laroche y la lleva a buscar la orquídea fantasma. Después de eso hay un estancamiento de nuevo. Mientras su hermano Donald avanza sin problemas con su guión, el cerco creativo y emocional de Charlie —que ante todo no quiere caer en los comunes del cine estilo Hollywood, siguiendo así el consejo de Robert McKee, mentor al que odia pero busca en su desesperación— le impide continuar.

Llegado el tercer acto, y tal como aconseja McKee a Kaufman, para darle intensidad a la historia se cruzan las vidas de todos los personajes, el encuentro con Susan Orlean, el enfrentamiento de Charlie consigo mismo y la inventiva de un tramo de las formas más usadas del cine —aunque con un ingenio de tragicomedia— donde Charlie se vuelve protagonista de su propio guión. Un romance furtivo entre Susan y el carismático Laroche, drogas, sexo, la persecución y asesinato de su hermano Donald y una reflexión profunda sobre el cine, la escritura y la vida misma, terminan por darle salida al bloqueo de Kaufman.

adaptation ladrón de orquídeas nicolas cage

La película deviene de este bloqueo, de su proceso de escritura y la búsqueda de algo tan grande para seguir: la pasión. Es en esta búsqueda donde también queda claro el propósito enunciado en su título, la adaptación a cualquier situación externa pero sobre todo a este enfrentamiento con nuestros propios demonios que llegan a obstruir quizá lo mejor de cada uno. La trama concluye con situaciones indefinidas, espacios para nuevas oportunidades, las lecciones de la vida para continuar y confiar en sí mismo.

Adaptation muestra finalmente la salida que puede tener un estancamiento en todo sentido para cualquier persona. Muchas veces, enfrentarnos a nuevos retos —más aún en un espacio que nos apasionan— nos exige más de nosotros y nos saca de una zona de confort en la que la saturación de estímulos de nuestro entorno nos empuja dar más ante situaciones que no controlamos; ahí se mide nuestra capacidad de adaptación. Asimismo, estos cambios nos llevan a cuestionar nuestras pasiones, nuestro lugar y lo que puede seguir bajo nuevos desafíos como un ciclo interminable.

El mismo Kaufman fuera de la película puede ser un ejemplo de ello, su propia adaptación lograda a partir de la novela El ladrón de orquídeas, la exploración de otras facetas de sí mismo aunque siguiendo la tendencia de abordar historias alrededor de personajes introvertidos como en su cinta Anomalisa –en stop motion— y Eternal Sunshine of the Spotless Mind, dirigida por Michel Gondry.

Alrededor y en las entrañas de nuestras pasiones, en las dudas, en la complejidad de adaptarnos y los impulsos que nos llevan a continuar se esconde lo maravilloso de cada esencia, en cada persona y en cada lugar, nuestro leitmotiv.


Adaptation | El ladrón de orquídeas [título en español]
2002 | 114 min | Inglés | Estados Unidos
Dirección: Spike Jonze| Guión: Charlie Kaufman
Productor: Edward Saxon, Jonathan Demme, Vicent Landay
Casa productora: Saturn Films – Good Machine, Intermedia, Propaganda Films.
Reparto: Nicolas Cage, Meryl Streep, Tilda Swinton…
Fotografía: Lance Acord |Música: Carter Burwell | Edición: Eric Zumbrunnen


Related Post

¿Qué opinas?