«El crítico de cine debe ir más allá del cine»: Carlos Bonfil

El crítico cinematográfico Carlos Bonfil presentó su más reciente libro en la FIL. Foto: Jardiel Legaspi Gutiérrez.

El crítico cinematográfico Carlos Bonfil presentó su más reciente libro en la FIL. Foto: Jardiel Legaspi Gutiérrez.

Por Adrián Carrera Ahumada | @acarrahu
Fotos de Jardiel Legaspi Gutiérrez

 

El cine es un placer, y la crítica es, entre otras cosas, transmitirlo con entusiasmo. Así de claro lo tiene Carlos Bonfil, crítico de cine con más de 20 años de trayectoria que el pasado 30 de diciembre presentó su libro Al filo del abismo. Roberto Gavaldón y el melodrama negro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

En entrevista con cine qua non, Bonfil reflexionó sobre la labor del crítico cinematográfico en la actualidad: «El crítico cinematográfico tiene el reto y el placer de transmitir sus entusiasmos e informar sobre la actualidad cinematográfica, pero también sobre la historia del cine, sobre la trayectoria de alguno de sus directores favoritos… Debe hacer una labor de investigación y luego transmitirla, que no quede únicamente como un patrimonio personal que muere con uno mismo, sino que tenga interlocución con otras personas».

Sobre el hecho de que ahora es muy sencillo que cualquier persona con acceso a internet emita su opinión y el impacto que esto tiene en la crítica de cine, Bonfil no se escandaliza: «La crítica se puede hacer y se hace mucho a través de las redes, pero yo creo que lo que se necesita en esos blogs es una mayor exigencia crítica que permita ir un poco más allá del culto a la actualidad, del culto a lo instantáneo y que permita ahondar en las temáticas».

Carlos Bonfil en entrevista con «cine qua non». Foto: Jardiel Legaspi Gutiérrez.

Carlos Bonfil en entrevista con «cine qua non». Foto: Jardiel Legaspi Gutiérrez.

«Por ejemplo, cuando estaba presentando el libro pensaba en cuántos jóvenes cinéfilos conocen de manera envidiable sobre las novedades y cuántos conocen el cine que se hizo hace 30 o 40 años. Deja tú que lo conozcan como un acervo cultural nada más, sino como una herramienta para comprender mejor lo que está sucediendo en la actualidad. Poder ver qué películas estadounidenses te explicaban ya el fenómeno de Trump, qué películas del expresionismo alemán te hablaban ya de una amenaza de una ultraderecha beligerante, qué películas en España habían sorteado la censura durante la época Franquista, qué contextos hacían que Carlos Saura tuviera que filmar como tenía que filmar para evadir esa censura».

El crítico, que publica semanalmente en el diario La Jornada, ejemplificó la importancia de mirar al pasado con el caso de cineastas como Alejandro Galindo, Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez y Emilio «El Indio» Fernández: «El cine de entonces nos puede dar un espejo bastante fiel de nuestra realidad actual si nos tomamos el trabajo de analizarlo, buscarlo y entenderlo no únicamente por el plano anecdótico, sino preguntarnos por qué lo eran y cuáles fueron los directores que, como Gavaldón, supieron romper con ese tipo de paradigmas para proponer algo totalmente distinto».

El también autor de libros como ¡Hoy grandioso estreno!: El cartel cinematográfico en México (2011) y, en coautoría con Carlos Monsiváis, A través del espejo: el cine mexicano y su público (1994), concluyó: «Si tú no exploras y analizas con ese contexto social e histórico, pues sí, te vas a llenar de información de cinéfilo, vas a sorprender y apantallar a tus amigos, pero no vas a aportar gran cosa. El trabajo del crítico de cine es ir más allá del cine; vincular el cine con las otras artes y vincularlo también con la historia. Es mostrar un poco esa metodología, esa forma de ir más a profundidad en el análisis para no quedarte en la superficie».


Esta pieza forma parte de la cobertura que realizamos de la trigésima edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Related Post

¿Qué opinas?