Crimson Peak: un romance rodeado de ambiciones y fantasmas

image

Bryan Guevara
@BryGuev

Si de algo se encargó Guillermo del Toro de aclarar sobre su película fue de advertirnos sobre lo que realmente íbamos a ver: Crimson Peak o La cumbre escarlata no es una película de horror sobre fantasmas en una mansión embrujada, sino una historia gótica de amor realizada en una mansión vieja en la que habitan fantasmas, o más bien metáforas terroríficas.

La historia gira en torno a Edith Cushing (Mia Wasikowska), una aspirante a escritora que en su infancia pasó por auténticas pesadillas en las que un espectro de forma femenina le advertía constantemente que tuviera cuidado con la cumbre escarlata. Trece años después, a punto de cumplir veinte años, la joven Edith recuerda a ese espectro como un fantasma del pasado, como una metáfora que le inspira a terminar su primera novela.

Todo parece ir de maravilla para Edith. Decide concluir su primer trabajo en una máquina de escribir, pues el patriarcado se rehúsa a recibir una novela escrita con una letra tan bonita. Entonces, un aristócrata y constructor inglés de nombre Thomas Sharpe (Tom Hiddleston) aparece en su vida, robándole el corazón de inmediato. Eventualmente ambos caen en un romance que parece no perdurar, ya que el padre de Edith se interpone entre ellos. Es hasta que la hermana de Thomas, Lucie Sharpe (Jessica Chastain) aparece en escena, que ambos amantes pueden unir sus vidas por siempre. Se mudan a la mansión de los Sharpe, una vieja construcción en decadencia que encierra sus propios fantasmas. Ahí, motivada por los espectros de color carmesí y la repentina actitud agresiva de la hermana de su esposo, Edith descubrirá poco a poco el misterio y los horrores que encierra la mansión de aquella colina de terreno arcilloso y escarlata.

La cumbre escarlata es un trabajo sólido en la filmografía de Del Toro. Es cierto que ha dividido opiniones en donde los más críticos se lanzarán contra su último acto y los más aficionados podrán sentirse decepcionados por lo poco que asusta la película de un autor que está muy comprometido con el género de horror. Sin embargo, en términos generales mantiene una calidad por encima del promedio. La fotografía es espectacular, la banda sonora es misteriosa y se balancea entre melodías fantasiosas y aterradoras. El diseño de producción también es impresionante; tan solo la mansión Sharpe fue construida en su totalidad por la producción. Cada mueble y cada accesorio fue hecho para la película. Con respecto a las actuaciones, Jessica Chastain se lleva la película, encarnando de maravilla a un personaje obsesivo y demente.

Es difícil comparar La cumbre escarlata con el resto de la filmografía de Del Toro, incluso es más difícil compararla con su película anterior: Pacific Rim. Mientras en el blockbuster veraniego de jaegers y kaijus Del Toro nunca se toma en serio su obra, en La cumbre escarlata cuida a detalle cada aspecto técnico y se da el gusto ser referencial. A fin de cuentas, Del Toro hizo su historia de amor, sin ataduras y realizada con el estilo y dedicación que un fanático del horror y de lo gótico puede tener.


Crimson Peak | La cumbre escarlata
2015 | 119 minutos | Inglés | Estados Unidos
Dirección: Guillermo Del Toro| Guión: Guillermo Del Toro y Matthew Robbins
Producción: Guillermo Del Toro, Callum Green, John Jashni… |Casa productora: Universal Pictures y Legendary Pictures | Reparto: Jessica Chastain, Mía Wasikowska, Tom Hiddleston…
Fotografía: Dan Lausten | Música: Fernando Velázquez | Edición: Bernat Vilaplana


Related Post

¿Qué opinas?