«Children of Men»: El escenario más escalofriante

children_of_men_explosion

Por Bryan Guevara | @BryGuev

En 2006 se estrenó la sexta película del director mexicano Alfonso Cuarón, Children of Men, obra tan escalofriante como magnífica, basada en la novela The Children of Men (1992) de P.D. James. El filme se sitúa en una realidad donde las personas se han vuelto infértiles. Es el año 2027, pero no ha nacido un ser humano desde el 2009. Se ha perdido toda esperanza y los gobiernos del mundo se derrumban en resignación, pues ya no existe un futuro por el cual trabajar. Es cuestión de tiempo para que la especie humana se extinga del planeta Tierra.

A pesar de la evidente ciencia ficción, el contexto que nos impone Children of Men es aterrador, empezando por su increíble hiperrealismo. El futuro planteado en la obra de Cuarón no nos puede parecer ajeno: no hay naves voladoras ni arte urbano enteramente cyber punk en la Londres del 2027. Los adelantos tecnológicos expuestos son mínimos y, bajo nuestro contexto actual, pareciera que ya no son tan relevantes. Estos aspectos pudieron impresionar al espectador promedio del 2006, aquel consumidor de la era pre-iPhone, cuyo conocimiento sobre elementos hoy imprescindibles —como las redes sociales— era nulo. En ese entonces sí pesaban los 21 años de diferencia entre la realidad y el futuro de Children of Men. Hoy, diez años después del estreno del filme, es difícil percibir una gran diferencia; es un futuro que podría ocurrir en cualquier momento.

En Children of Men el fin del mundo, a diferencia de varias películas famosas, no se agenda en un evento específico (la caída de un asteroide, tormentas solares, invasión alienígena, etc.) sino que se desarrolla constantemente a través de la acción del ser humano. En un mundo donde parece imposible conservar la especie a través de medios biológicos, la extinción llegará tan rápido como la humanidad lo quiera.

En la ficción del filme, la sociedad del Reino Unido se encuentra sumida en una crisis social, política y militar. En consecuencia, el país decidió cerrar sus fronteras a todos los inmigrantes que, en su gran mayoría, buscaban acceder al territorio por tener uno de los pocos gobiernos estables ante la crisis humanitaria. Este punto es de suma importancia, pues en la realidad se han tomado acciones similares en países europeos y del occidente. El contexto social no es el mismo, pero tiene dimensiones similares que, si no se atienden con rapidez y eficiencia, podrían desatar una crisis humanitaria. Tan solo a lo largo de esta década se llevaron a cabo diversos alzamientos en países de África y oriente, siendo la Primavera Árabe (2010-2013) el ejemplo más acertado. A raíz de esto (y de otros enfrentamientos en medio oriente), miles de inmigrantes llegaron a territorio europeo, provocando numerosos conflictos sociales y morales entre habitantes y gobiernos. Recientemente, el Reino Unido decidió dejar de formar parte de la Unión Europea (Brexit), resolución que provocó, además de una importante caída económica, la aparición de problemas entre la sociedad como la xenofobia, el racismo y la «islamofobia». En Children of Men nos enfrentamos a un escenario apocalíptico cuya causa es ajena al mundo real, pero con consecuencias que tienen un impacto muy parecido al de los conflictos sociales, políticos y militares del mundo real.

children of men 1

¿Cómo escapar del fin del mundo?

La realidad que nos describe Cuarón en su obra parece estar llena de desesperanza y zozobra. A través de la lente del fotógrafo Emmanuel Lubezki vemos un paisaje urbano grisáceo y sangriento. Las calles están llenas de cuerpos sin vida, los inmigrantes son cazados y expulsados del país, no sin antes pasar por cárceles en donde son sometidos con una brutal violencia que recuerda a los campos de concentración de la Alemania Nazi. La cinta se empeña en mostrarnos lo peor de nuestra especie a través de elaboradísimos y casi imposibles planos secuencia de hasta seis minutos sin cortes. Acompañamos,  casi en primera persona, al protagonista Theo Faron (Clive Owen) en un recorrido de la muerte, buscando una salvación ajena. Una última oportunidad ¿Cómo se puede superar algo así? ¿Cómo se puede luchar contra una condena casi definitoria? Se necesita esperanza.

El protagonista Theo es secuestrado por activistas y forzado a realizar un viaje de salvación, pero no para sí mismo ni para sus captores, sino para la raza humana, para las generaciones futuras. Theo conoce a Kee, una chica de facciones muy jóvenes (podría catalogarse como adolescente), quien es la primera mujer en embarazarse en dieciocho años. La misión de Theo consiste en escoltar a Kee hasta llegar al Tomorrow, una embarcación liderada por científicos cuya organización se llama The Human Project, y que está dedicada a la investigación para encontrar la cura de la infertilidad. La situación de Theo y Kee se complica cuando descubren que la organización de activistas que los protege orquestó un atentado contra la líder del movimiento para mantener captiva a Kee y utilizar a su hijo como un estandarte político.

children of men 3

El viaje de Theo y Kee es retratado por Cuarón y Lubezki con un estilo casi de documental. La película es filmada con movimientos activos de cámara. Seguimos a los personajes en persecución mientras el plano se sostiene; se ve y se siente real. El espectador es invitado a seguir con mucha atención un recorrido lleno de sufrimiento. Children of Men se da el lujo de no ser expositiva; no sabemos la(s) causa(s) de la crisis humanitaria, mucho menos tenemos conocimiento de una línea de tiempo sobre los hechos recientes. Los personajes están conscientes y siguen adelante, a veces de forma activa, a veces como espectros que se encargan de guiar. El desconocimiento de los hechos y el milagro de la vida provocan en quien mira el filme una rápida aceptación y, dependiendo también de quien mire, un sentimiento de esperanza o de aflicción.

Children of Men es trascendental por su escenario tan escalofriante como palpable, y por recordarnos una y otra vez, de la primera hasta la última toma, lo mejor y lo peor de nuestra especie.


Children of Men | Niños del hombre [título en español]
2006| 109 minutos| Inglés | Reino Unido
Dirección: Alfonso Cuarón
Guión: Alfonso Cuarón, Timothy J. Sexton, David Arata…
Producción: Marc Abraham, Pablo Cascacuberta, Eric Newman…
Casas productoras: Universal Pictures, Strike Entretainment
Reparto: Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Arreglo musical: John Tavener
Edición: Alfonso Cuarón y Alex Rodríguez


 

Related Post

¿Qué opinas?