Batman v Superman o «Ella se llamaba Martha»

batman v superman still

Advertencia: la siguiente reseña revela elementos de la trama de la película que podrían estropear la experiencia a quienes no la hayan visto.

Adrián Carrera
@acarrahu

Mucho hype, casi 800 millones de dólares en taquilla, decenas de memes y una recepción dividida entre el elogio y el vituperio. El más reciente filme del director Zack Snyder y secuela de Man of Steel —también dirigida por Snyder es un acontecimiento de la cultura pop pero, ante todo, una película. Como tal se pueden esperar algunas cosas de ella, como que cuente una historia, por ejemplo, cosa que no consigue del todo bien.

Esta cinta tiene muchísimos problemas en su desarrollo narrativo: por momentos parece mas un collage de escenas que una pelicula. Sin embargo, tiene aciertos. La primera parte de la película explota algunos de los planteamientos más interesantes que se pueden derivar de un personaje como Superman: el dilema ético de un hombre-dios y las implicaciones tanto personales como sociopolíticas que ello tiene. Estos planteamientos del hijo de Kriptón con tintes mesianicos ya se asomaban —de una manera mucho más elegante, menos literal— en la infravalorada Man of Steel y, en ese sentido, los primeros dos actos del filme se sienten como una continuación de la primera cinta de Superman dirigida por Snyder.

Batman-V-Superman-Turkish-Airlines-Super-Bowl-Ads

Sin embargo, en Batman v Superman Snyder parece estar más preocupado por mantener contentas a las legiones de fans y soltar guiños que por contar una historia. Sí, muchos agradecemos las referencias a célebres historias del noveno arte —la clásica The Dark Knight Returns o la más reciente Injustice (surgida, a su vez, de un videojuego), por ejemplo—, pero una película no se hace solo con eso; un pastel mal horneado no se arregla salpicándolo de chispas de chocolate.

Esta película muestra de nuevo los pros y los contras del trabajo de Snyder: visuales muy cuidados y desarrollo narrativo deficiente. Al parecer este director depende mucho de un guión sólido y de contar con buenas actuaciones por parte de sus protagonistas. En Batman v Superman no tiene niguna de las dos. Respecto a las actuaciones Snyder tiene la mala fortuna de que las mejores son de personajes secundarios: un solvente Irons como Alfred, un Eisenberg preciso como Lex Luthor y una destacada Holly Hunter como la senadora Finch se imponen ante una Amy Adams (Lois Lane) suficiente pero intercambiable, un Affleck (Wayne) plano y un limitado Cavill (Superman). Tampoco los culpemos de todo: el guión no ayuda y la edición tampoco.

Batman-v-Superman affleck

El Luthor de Batman v Superman da un toque fresco a la película, aunque es imposible no pensar en Joker al ver la casi caricaturezca pero genial interpretación de Eisenberg. El problema, a mi parecer, es el guión, ya que nunca se conocen las motivaciones del personaje. Con Lex Luthor, Chris Terrio y David S. Goyer olvidaron que los personajes son más que una personalidad.

El tercer acto da al traste con los aciertos de la película para dar paso a una orgía visual a la Snyder.

Doomsday es un personaje tristemente desaprovechado, con un origen forzado y que en la película queda como un pretexto para que Batman, Superman y una gris Wonder Woman unan fuerzas y la pantalla se atasque de chingazos, explosiones y CGI. No me estoy quejando de los madrazos, sino de que se sostienen por un argumento muy flojo.

Batman-V-Superman traje combate

Tras la primera mitad de la película queda claro que el sobrio y umbrío Batman de Affleck está dispuesto a batirse contra Superman, pero no se ve por dónde el último hijo de Kriptón tenga intenciones de combatir a muerte contra el Caballero de la Noche. Sin embargo, con un «plan maestro» Lex Luthor consigue hacer que Superman pelee contra Batman. El problema es que el plan de Luthor no es verosímil dentro del universo narrativo del filme. Me explico: si Superman es capaz de detectar con su superaudición cada que Lois Lane está en peligro, ¿no puede hacer lo mismo con su madre?, o si, de plano, estaba distraído cuando la secuestraron, ¿no podía rastrear dónde la tenían los secuaces de Luthor?

La muy criticada y satirizada forma en que los dos héroes pasan de ser rivales a (super)amigos tiene sentido narrativo (más aún para quienes vimos Man of Steel), pero es presentada de manera tan torpe que resulta burda e incluso coquetea con lo ridículo.

En resumidas cuentas, Batman v Superman se siente como un largo paseo entre capas lleno de inconsistencias, torpezas y algún acierto.


Batman v Superman: Dawn of Justice | Batman v Superman: El origen de la justicia [título en español]
2016 | 151 minutos | Inglés | Estados Unidos
Dirección: Zack Snyder | Guión: Chris Terrio y David S. Goyer
Productores: Charles Roven y Deborah Snyder | Casa productora: Warner Bros
Reparto: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams…
Fotografía: Larry Fong | Música: Junkie XL y Hans Zimmer | Edición: David Brenner


 

Related Post

Trackbacks & Pings

¿Qué opinas?