«Alien: Covenant»: ¿una secuela necesaria?

Por Bryan Guevara | @BryGuev

 

Es el año 2104 y la nave colonial Covenant se dirige al planeta Origae-6 con el propósito de llevar dos mil colonos y mil 400 embriones para que lo habiten. Durante el viaje, una onda de radiación daña la nave, obligando a despertar a la tripulación, que se encontraba en sueño criogénico. Mientras se realizan las labores de reparación en la nave, la tripulación detecta una señal de radio que procede de un planeta cercano en el cual podría existir vida humana. Contra todo pronóstico, y ante la objeción de una de las tripulantes, el equipo a cargo de la misión decide ir a investigar.

Alien: Covenant (2017) de Ridley Scott es una secuela eficiente de la ambiciosa pero inconsistente Prometheus (2012), que sentó las bases para darle un prometedor alargue a una de las sagas de sci-fi más icónicas de todos los tiempos.  La película, al igual que otras obras de la franquicia, vuelve a mostrar ese tono opaco e inquietante que, sin mostrar realmente nada durante buena parte de la cinta, sugestiona al espectador. Al igual que en la película original de 1979 (sobre la cual hemos escrito antes), Scott se toma su tiempo para introducir al antagonista, centrándose primero en la construcción de los personajes y su entorno. Hay poco efectismo en la forma de narrar de Scott, cosa que es un respiro de alivio frente al frenético y ruidoso estilo de la mayoría de las producciones.

A pesar de lo dicho en el párrafo anterior, Alien: Covenant padece de una de las características menos agraciadas del cine del siglo XXI: no dice nada nuevo.  De hecho, se parece mucho a la original Alien (1979), desde el ritmo parsimonioso hasta la similitud entre los personajes de antaño y los nuevos.  Otro elemento que juega en contra de la nueva propuesta de Scott es lo poco sorprendente de su guión. Y es que más allá de lo bien escritas que están las escenas de horror, se puede predecir mucho de lo que ocurre al final de la historia.

Trailer:


Alien: Covenant
2017| 122 minutos | Inglés| Estados Unidos
Dirección: Ridley Scott
Guión: John Logan y Dante Harper
Producción: Mark Huffam, Michael Schaefer, Ridley Scott…
Casa productora: Twentieth Century Fox Film Corporation, Scott Free Productions, Brandywine Productions
Reparto: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Demian Bichir…
Fotografía: Dariusz Wolski
Música: Jed Kurzel
Edición: Pietro Scalia


 

Related Post

¿Qué opinas?