Animar el delirio

Por Bryan Guevara | @BryGuev

 

Richard Linklater es un nombre que quizá no suena tan llamativo en la industria de cine estadounidense, pero sí está detrás de grandes obras del séptimo arte en dicho país. Linklater es autor de la «trilogía Before», compuesta por las cintas Before Sunrise (1995), Before Sunset (2004) y Before Midnight (2013). Tres películas hechas con un lapso de nueve años entre cada una con el propósito de explorar, con el realismo más eficiente y poco visto en el cine, tres etapas significativas en la vida de una pareja. Mención especial a su trabajo más reconocido: Boyhood (2014), una película que tardó 12 años en filmarse y que sigue la vida de Mason (Ellar Coltrane), desde su infancia hasta que cumple la mayoría de edad, con la intención de evidenciar las numerosas vicisitudes que se presentan en cada etapa de la vida. El realizador estadounidense también es responsable de otras obras, tanto exitosas como de culto, como Dazed and Confused (1993), School of Rock (2004) y A Scanner Darkly (2006). Es esta última película la que nos ocupa dentro de este texto.

A Scanner Darkly es la adaptación fílmica de la novela del mismo nombre escrita por el autor Philip K. Dick, quien construyó la historia a partir de elementos autobiográficos y dedicó su obra a conocidos que murieron o sufrieron daños físicos y mentales permanentes a causa del abuso de drogas. El protagonista de la historia, Bob Arctor (Keanu Reeves), un junkie que vive en los suburbios de Anaheim, California, lleva una doble vida al trabajar como agente antidrogas, equipado con un traje especial que oculta su identidad, y bajo el seudónimo de Fred. Es el futuro y cerca del 20% de la población estadounidense se ha vuelto adicta a una droga conocida como Sustancia D. A lo largo del filme, Bob/Fred lidia con sus impulsos para mantener un perfil profesional, pero poco a poco va decayendo debido a que también desarrolla una adicción por la droga en cuestión. La trama avanza hasta cierto punto en que Bob, preso por la paranoia y las alucinaciones, es incapaz de distinguir entre sus dos personalidades y es obligado a investigarse a sí mismo. Esto debido a que los agentes de la policía son anónimos y no pueden revelar su identidad mientras cumplen con su deber.

A Scanner Darkly es una cinta perturbadora, no solo por la historia que cuenta sino por su ensamblaje mismo. La animación de la película se debe a una técnica antigua llamada rotoscopia que se vale de calcar, cuadro por cuadro, los fotogramas de una película para después animarlos. Linklater filmó su obra como cualquier otra, con actores y locaciones reales. Pero una vez dentro del proceso de postproducción, contrató a un equipo de animadores para que iniciaran con el proceso de animación y darle una nueva identidad a la cinta. Gracias a esto, en A Scanner Darkly podemos ver detalles que serían difíciles de capturar con eficiencia en un formato live action. Los personajes sufren de alucinaciones continuas, por lo que la técnica de rotoscopia es viable para trazar cuadros donde la realidad se distorsiona, los personajes mutan en figuras extrañas o aparecen criaturas fuera de esta dimensión. Además, Linklater también se vale de la técnica para pulir el universo que construye. La Anaheim de la película se ve desolada; en ella se respira una distopía abrumadora.

La película de Linklater no está libre de inconsistencias. De hecho, A Scanner Darkly es una obra difícil de contemplar; su narrativa es confusa debido a los constantes diálogos ambiguos y la paranoia que se apodera de varios personajes a lo largo del filme. Es en este punto donde la animación le da un empuje a la trama de la película, enriqueciendo las ambigüedades de la misma con imágenes extrañas e inquietantes. A Scanner Darkly sería una obra diferente y poco atractiva de no ser por el gran trabajo de posproducción que existe detrás.

La animación es significativa para el cine, pues no solo está para crear historias fuera de los límites de la realidad; también es una gran herramienta que intensifica  la calidad del formato tradicional de la cinematografía, a tal grado de proporcionar numerosos significados en una obra.


A Scanner Darkly | Una mirada a la oscuridad [título en español]
2006 |  100 minutos | Inglés| Estados Unidos
Dirección: Richard Linklater
Guión: Richard Linklater (basado en la novela de Philip K. Dick)
Producción: Jonah Smith, Tommy Pallota, Erwin Stoff…
Casas productoras: Warner Bros., DC Entertainment, Atlas Entertainment…
Reparto: Keanu Reeves, Robert Downey Jr., Woody Harrelson…
Fotografía: Shane F. Kelly
Música: Graham Reynolds
Edición: Sandra Adair


 

Related Post

¿Qué opinas?